(Foto AP/Rebecca Blackwell)

20 Dec 2018 | Comunicado de prensa

Al comenzar la presidencia de López Obrador, Miembros del Congreso de EE.UU. enfatizan los derechos humanos en la relación EE.UU.-México

Washington, DC—En una carta dirigida al nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador—patrocinada por los copresidentes de la Comisión de Derechos Humanos Tom Lantos (Tom Lantos Human Rights Commission, TLHRC) y hecha pública hoy—12 Miembros del Congreso de los Estados Unidos expresaron su apoyo continuo a la cooperación bilateral en materia de derechos humanos y Estado de derecho. Llegando solo dos semanas después de que López Obrador asumió la presidencia, la carta demuestra el importante apoyo del Congreso de EE.UU. de priorizar los derechos humanos en la relación bilateral, según el grupo de investigación e incidencia la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés).

“López Obrador asume el cargo en un momento en que México enfrenta los enormes desafíos de niveles récord de violencia, corrupción e impunidad desenfrenada y abusos generalizados contra los derechos humanos”, dijo Maureen Meyer, Directora de WOLA para México y los Derechos de los Migrantes. “El nuevo gobierno tiene una oportunidad importante para dar un giro a la crisis de derechos humanos y seguridad en México y Estados Unidos debe apoyar estos esfuerzos”.

La carta reconoce la necesidad de que los gobiernos de Estados Unidos y México trabajen juntos para enfrentar los desafíos en su frontera compartida, y resalta varias áreas en las que el apoyo de Estados Unidos podría ayudar a respaldar los esfuerzos de México para hacer frente a la corrupción, fortalecer el Estado de derecho e implementar reformas a su sistema de justicia. Una de las áreas clave de posible cooperación es la transición de México a una Fiscalía independiente y autónoma. “Creemos que esta nueva oficina proporciona el marco para mejorar las investigaciones nacionales sobre corrupción, tortura y otras violaciones graves de los derechos humanos, y para responsabilizar a los funcionarios públicos, las fuerzas de seguridad y las organizaciones criminales que cometen estos abusos”, señala la carta.

Según la carta, otras áreas de cooperación potencial incluyen el apoyo a los esfuerzos de México para proteger a los periodistas y defensores de los derechos humanos, así como la colaboración en cuestiones de política exterior, incluida la crisis humanitaria y política en Venezuela, la situación de los derechos humanos en Nicaragua y la migración regional. La carta también expresa el apoyo de Estados Unidos a los esfuerzos para “mejorar la capacidad forense de México para procesar e identificar miles de restos encontrados en fosas comunes y clandestinas en el país, e investigar y responsabilizar a los perpetradores de delitos relacionados con estos casos”.

“López Obrador llegó al poder con un mandato amplio de corregir los errores del pasado y asegurar la verdad y la justicia a las familias de miles de personas desaparecidas y otras víctimas de graves violaciones de derechos humanos”, dijo Meyer. “Mientras el nuevo gobierno trabaja para traer un nuevo capítulo de paz y seguridad a México, la relación entre Estados Unidos y México debe priorizar el apoyo a los esfuerzos para fortalecer los derechos humanos y el Estado de derecho”.