(Foto AP/Salvador Melendez)

22 Sep 2020 | Comunicado de prensa

El Ministerio de Defensa de El Salvador debe cumplir con las órdenes judiciales en el caso de El Mozote

Washington, D.C.—El lunes, 21 de septiembre, debía llevarse a cabo la diligencia ordenada por el Juzgado de Instrucción de realizar una inspección de los archivos militares, como parte de las investigaciones en curso de la masacre de El Mozote de 1981, una de las atrocidades ocurridas durante la guerra civil de El Salvador y en la cual más de mil civiles fueron asesinados por los militares. Sin embargo, el Ministerio de Defensa impidió el ingreso del juez e inspectores al cuartel para que pudieran registrar los archivos en busca de pruebas relacionadas con el caso El Mozote, en violación de la orden judicial.

El pasado viernes, 18 de septiembre, el Ministerio de Defensa apeló al pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en un intento por detener la inspección de los archivos militares. La noche antes de la inspección, el presidente Nayib Bukele ordenó decretar inesperadamente un cerco sanitario por rebrote de Covid-19 en el municipio donde se encontraba el juez que había ordenado las inspecciones, lo que significa que todo movimiento en la zona estaba prohibido excepto las actividades relacionadas con emergencias médicas. De no haber salido previa la instauración del cerco, el juez no hubiera podido viajar a realizar la inspección. 

El presidente de WOLA, Geoff Thale, emitió la siguiente declaración en respuesta a la situación:

El Ministerio de Defensa no está por encima del Estado de derecho en El Salvador. El Ministerio debe cumplir con las decisiones de la corte relacionadas con el caso El Mozote. Los amigos de El Salvador que apoyan el Estado de derecho y la búsqueda de justicia de las familias, incluyendo a los Estados Unidos, deben instar al Ministerio de Defensa a que cumpla de inmediato con las órdenes judiciales en el caso de El Mozote. La emergencia de salud pública por la pandemia no debe utilizarse para justificar acciones que permitan a las Fuerzas Armadas desafiar a los tribunales.