(AP Foto/Dieu Nalio Chery)

18 Mar 2021 | Pronunciamiento conjunto

Preocupación por iniciativa de construir una doble verja perimetral entre la República Dominicana y Haití

Carta a Luis Rodolfo Abinader Corona, Presidente de la República Dominicana

Por medio de la presente, las diversas organizaciones de la sociedad civil, defensoras de derechos humanos en las Américas firmantes de esta carta, le expresamos nuestra preocupación por su reciente pronunciamiento del pasado sábado 27 de febrero de 2021, ante la Asamblea Nacional, acerca de la iniciativa de construir una doble verja perimetral entre la República Dominicana y Haití para contrarrestar la migración haitiana irregular.

Si bien las diversas problemáticas económicas, sociales y humanitarias, exacerbadas por la recurrente crisis política en Haití han tenido un gran impacto en materia de movilidad humana para la República Dominicana; las eventuales soluciones a los retos migratorios, que adopte el Estado dominicano, deben respetar los derechos fundamentales de los seres humanos, en particular, las personas migrantes haitianas y sus descendientes.

Consideramos que las medidas estrictamente ancladas en el paradigma de la “seguridad nacional” y carentes del enfoque de derechos, tal como la construcción de muros, generan y/o agudizan los problemas relacionados con las migraciones, en contravía de aportar soluciones reales, respetuosas, justas y dignas. Como ejemplo, señalamos que la construcción de la mencionada verja podría contribuir, entre otros problemas, a:

  • Agudizar situaciones de corrupción y delincuencia organizada transnacional en la frontera,
  • Propiciar un aumento del tráfico ilegal de migrantes y de la trata de personas, ya que cruzar la frontera se volverá más difícil,
  • Exacerbar la discriminación contra las personas dominicanas de ascendencia haitiana,
  • Aumentar los niveles de pobreza de las familias, cuyas fuentes de ingreso e incluso sobrevivencia dependen de sus actividades realizadas al otro lado de la frontera,
  • Legitimar discursos de odio y violencias por parte de grupos nacionalistas e incluso extremistas,
  • Generar una mayor desinformación, de corte xenófoba, tanto en la prensa de ambos países como en las redes sociales.

Ahora más que nunca se requiere, en los países de la región, un mayor sentido de integración latinoamericana y caribeña, basada en la corresponsabilidad, la cooperación, la fraternidad y solidaridad entre pueblos. En este sentido, la construcción de una verja es inaceptable en nuestra región.

Por el contrario, los Estados deben tomar medidas que respeten y protejan los derechos fundamentales de todas las personas sin discriminación alguna por motivos de raza, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social. Además, esto constituye un principio imperativo del orden internacional contemporáneo materializado en los compromisos internacionales de protección, que tiene profundas raíces en nuestra historia compartida como pueblos libres y soberanos del continente americano.

Con mayor razón el tiempo crítico que vivimos, que nos recuerda condición fundamental como humanidad y nos enseña el valor de la solidaridad, la protección social de todas y todos y la necesidad de encontrar soluciones comunes.

Por lo anterior, Señor Presidente, de manera respetuosa, le hacemos un llamado para que se replantee esta propuesta de un muro entre los dos países, y más bien, se utilicen los cuantiosos recursos que implica un proyecto de estas características en implementar acciones alternativas con enfoque de derechos que fomenten oportunidades de integración y desarrollo en beneficio de las personas dominicanas y haitianas ubicadas en la zona limítrofe y una migración regular, más humana y segura.

 

*Lista completa de organizaciones y personas firmantes disponible en la carta.