6 Jun 2022 | Comunicado de prensa

Cumbre de las Américas: Urge una política migratoria centrada en los derechos humanos

Expertos de WOLA disponibles para análisis y entrevistas

Se espera que la migración sea un tema central en la novena Cumbre de las Américas entre el 6 y el 10 de junio en Los Ángeles, California. A medida que se trabaja hacia una declaración hemisférica sobre el tema, la administración Biden también ha estado negociando acuerdos bilaterales sobre migración y protección con gobiernos individualmente. Estas negociaciones se han llevado a cabo en el contexto del aumento de los flujos migratorios en una región en que las poblaciones vulnerables escapan de las dificultades en sus hogares con la esperanza de encontrar seguridad y oportunidades económicas.

Al margen de la Cumbre del 7 de junio, Maureen Meyer, vicepresidenta de Programas de WOLA participará en “De la contención a la integración: voces de la sociedad civil presentan retos y buenas prácticas sobre la política migratoria en las Américas”. El evento, copatrocinado por organizaciones regionales líderes, reunirá a expertos y actores de la sociedad civil para brindar perspectivas regionales sobre políticas antiinmigratorias dañinas que han dado lugar a abusos contra los derechos humanos e incentivado los viajes irregulares, al tiempo que destacarán las mejores prácticas para acceder a protección y ampliar las vías legales.

La demografía, las rutas y los países de destino de las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo han cambiado radicalmente en los últimos años. También ha aumentado la migración a países latinoamericanos desde dentro y fuera del continente, y las personas que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México ya no son predominantemente adultos solteros de México y Centroamérica. La crisis en Venezuela ha expulsado a unos seis millones de personas, sumándose al millón de colombianos que han huido de la violencia en su país desde 2015. En 2021, México recibió más de 130.000 solicitudes de asilo —un fuerte aumento desde los 283 registrados hace una década en 2011 y la tercera cifra más alta de cualquier país del mundo ese año—, una cantidad de personas similar a las registradas este mismo año en el Tapón del Darién, una peligrosa ruta que une América del Sur y América Central.

Las cifras esconden las tragedias de cientos de miles de familias, niños y adultos que se han visto obligados a huir de sus hogares y viven el trauma de la violencia u otras circunstancias que amenazan la vida, la ruptura de dejar atrás sus vidas pasadas y la incertidumbre de dónde y cómo encontrar refugio. A menudo, estas personas enfrentan graves violaciones de derechos humanos y delitos, luchan por obtener protección o estatus legal, o enfrentan discriminación y dificultades para trabajar y acceder a servicios básicos en sus nuevos hogares, lo que obliga a algunas a viajar nuevamente en busca de seguridad y bienestar económico.

En respuesta a los flujos migratorios, los gobiernos de América Latina y Estados Unidos han cambiado sus políticas y prácticas a través de nuevos requisitos de visa, seguridad fronteriza y esfuerzos impositivos, cooperación para abordar las causas fundamentales de la migración, asistencia humanitaria y programas centrados en la protección y otras vías legales. Pero el uso o el apoyo del gobierno de Estados Unidos a estrategias como el Título 42, la militarización de la frontera y las políticas de seguridad basadas principalmente en la detención y la expulsión aumentan el sufrimiento y el abuso humanos, y no abordan de manera sostenible o constructiva la migración forzada.

Maureen Meyer, vicepresidenta de Programas de WOLA, dijo:

“Las tendencias migratorias en el hemisferio occidental han cambiado significativamente durante la última década. Si bien existe una colaboración cada vez mayor, los gobiernos regionales aún deben desarrollar un enfoque coordinado para abordar este alto nivel de movilidad humana”.

“La Cumbre presenta una oportunidad importante para que Estados Unidos y otros gobiernos de la región se comprometan a revertir políticas de aplicación de la ley inhumanas y contraproducentes, y colocar a las personas en el centro de una respuesta a la migración sostenible, centrada en la protección y respetuosa de los derechos”.

Información de contexto

Principios rectores para un marco regional sobre migración y protección en las Américas [ENG]

Luchando por sobrevivir: la situación de las personas solicitantes de asilo en la frontera sur de México muestra la necesidad urgente de priorizar la protección en las políticas migratorias regionales (2 de junio de 2022)

Más allá de la frontera entre Estados Unidos y México: Tendencias migratorias en las Américas (26 de mayo de 2022)

Tres consecuencias de mantener el Título 42 [en la frontera entre México y Estados Unidos] (23 de mayo de 2022)

Para obtener más información o concertar una entrevista, póngase en contacto con: [email protected]