WOLA: Advocacy for Human Rights in the Americas
5 Apr 2021 | Informe

México: Una mirada más cercana a las fiscalías estatales anticorrupción

LEA EL INFORME

Washington, D.C.—Las fiscalías anticorrupción estatales en México aún no han realizado su potencial en la lucha anticorrupción, según un análisis publicado por WOLA. Muchas fiscalías anticorrupción, una pieza clave del Sistema Nacional Anticorrupción, enfrentan límites legales e institucionales en su autonomía y capacidad para perseguir a los responsables de la corrupción. Al mismo tiempo, representantes de la sociedad civil señalan que diversas fiscalías no han logrado cumplir con sus mandatos independientemente de los límites legales identificados. Mientras tanto, la impunidad sigue siendo la regla en casos de delitos cometidos por personas servidoras públicas.

El análisis de WOLA se enfoca en los estados de Coahuila, Jalisco, Nuevo León, Sonora y Veracruz. El informe analiza datos estadísticos de estas fiscalías, así como información brindada por diversos fiscales anticorrupción e integrantes de la sociedad civil, para identificar algunos de los desafíos comunes en las investigaciones anticorrupción. 

El estudio toma nota del trabajo de una red de fiscales anticorrupción que ha propuesto reformas legales para garantizar la autonomía de sus respectivas fiscalías; dicho espacio genera oportunidades de colaboración entre pares en varios temas relevantes para mejorar el trabajo de las fiscalías. Entre otros, las y los fiscales de la red señalan que sus marcos normativos a veces no garantizan adecuadamente su competencia para investigar delitos de corrupción. También identifican la necesidad de una colaboración más fluida entre los niveles estatal y federal y entre diferentes instituciones con funciones anticorrupción.

Diversas personas expertas de la sociedad civil que dan seguimiento al trabajo de las fiscalías anticorrupción hacen eco de las preocupaciones sobre la autonomía de dichas fiscalías. Aunque algunas personas expertas compartieron experiencias positivas con las fiscalías anticorrupción, la mayoría criticaron el trabajo y los resultados de las y los fiscales, citando factores como sesgos políticos en las investigaciones que llevan a cabo, faltas de transparencia con el público y con otras partes del Sistema Nacional Anticorrupción y demasiado énfasis en casos pequeños en lugar de esquemas y redes de corrupción de alto nivel.

“Es importante monitorear los casos federales anticorrupción que han estado saliendo en las noticias, pero hay que recordar que la mayoría de delitos en México son del fuero común”, dijo Stephanie Brewer, Directora para México y Derechos de Migrantes de WOLA. “Las fiscalías anticorrupción de todos los niveles requieren de voluntad política, autonomía, capacidad y mecanismos de rendición de cuentas para poder avanzar en la persecución de los delitos de corrupción. Si no se logran mayores resultados en esta materia, la impunidad seguirá abonando al ciclo de corrupción que tanto daña a la sociedad”.

A pesar del importante papel que les toca desempeñar, los resultados de las fiscalías hasta la fecha son limitados: para finales de 2020, tres de las cinco oficinas analizadas en el informe aún no habían obtenido sentencias condenatorias. Sin esfuerzos concertados para consolidar el trabajo de las fiscalías anticorrupción, superando obstáculos tanto externos como internos, el Sistema Nacional Anticorrupción difícilmente podrá erradicar la corrupción a nivel estatal y local.

LEA EL INFORME