17 Jul 2009 | News

Las Negociaciones sobre Honduras en Costa Rica están en un punto crítico

Este sábado, las negociaciones sobre la crisis constitucional de Honduras se reiniciarán  en Costa Rica.  Estas negociaciones se encuentran en un momento álgido, ya que el Presidente Zelaya ha prometido regresar a Honduras si no se llega a un acuerdo este fin de semana.  La presión internacional previa a estas conversaciones es esencial para asegurar la restauración del orden constitucional y para que el Presidente Zelaya sea restituido sin violencia.  WOLA comparte el optimismo que ha expresado el Secretario de la OEA, Jose Miguel Insulza, frente a las próximas conversaciones.

En la opinión de Joy Olson, Directora Ejecutiva de WOLA, “Si las negociaciones del fin de semana no producen un acuerdo que incluya la restauración del Presidente Zelaya, Estados Unidos debería suspender el envió de fondos del Millennium Challenge Account (MCC) al de gobierno de facto en Honduras.”  EEUU ya ha suspendido el apoyo militar y otras formas de apoyo que se entregan directamente al gobierno hondureño.  El financiamiento del MCC está sujeto al nivel de cumplimiento del gobierno recipiente con respecto a indicadores como libertades civiles, derechos políticos, y procesos democráticos.  En noviembre del 2008, EEUU dejó de otorgar fondos del MCC a Nicaragua después de que quedara en duda la integridad de las elecciones en ese país.  Estados Unidos debe hacer lo mismo en Honduras.

Además, WOLA sigue preocupado por las recurrentes violaciones a los derechos humanos que se han reportado desde el inicio del golpe de Estado.  Ayer, el Comité de Familias de los Desaparecidos de Honduras (COFADEH) publicó un informe que documentó violaciones a los derechos humanos en los últimos 17 días, incluyendo más de mil detenciones ilegales (siendo la mayoría de estos de manifestantes pacíficos), censura de la prensa y amenazas y atentados contra familiares de funcionarios del Gabinete del Presidente Zelaya.  El gobierno de facto también ha restaurado el toque de queda, suspendiendo derechos civiles de la población.  WOLA condena todo tipo de violencia y llama al gobierno de facto a respetar los derechos humanos.

La crisis democrática en Honduras tiene una historia más allá de la actual crisis  de orden constitucional.  A principio de los 80s, el gobierno hondureño se transformó de un gobierno militar a uno civil, lo cual fue un  paso importante para establecer una democracia electoral.  Sin embargo, esta transición no pudo tornar al sistema partidario de Honduras por uno más representativo y mucho menos pudo reducir la pobreza y la desigualdad extensa que ha hecho a Honduras uno de los países más pobres del hemisferio.  “El pueblo hondureño clama por un cambio,” dijo Olson. “Cuando se haya restaurado el orden constitucional, alentamos a los hondureños a diseñar e implementar, con el apoyo de la comunidad internacional, un proceso para superar estos problemas fundamentales.”

Si requiere más información, por favor contacte:

(202) 797-2171

Maureen Meyer, Coordinadora del Programa de Mexico y America Central, [email protected] org

Vicki Gass, Coordinadora del Programa de Derechos y Desarrollo,  [email protected]