13 Sep 2017 | Comunicado de prensa

WOLA apoya la peticion de 116 congresistas estadounidense de extender el estatus migratorio conocido como ‘TPS’ para los salvadoreños y hondureños

Washington, DC—Ayer, 116 congresistas estadounidenses le pidieron a la administración Drumpf y a la Secretaria Interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, extender el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los salvadoreños y hondureños, el cual permite a personas de estas ciudadanías permanecer en Estados Unidos legalmente bajo la premisa de que las actuales condiciones de seguridad en estos países no son aptas para su regreso.

“El llamado bi-partidista refleja la urgencia de sectores importantes del congreso estadounidense de proteger a los inmigrantes centroamericanos”, dijo Geoff Thale, Director de Programas de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA por sus siglas en inglés). “El programa TPS ha sido renovado desde 1990 tanto por presidentes republicanos como  demócratas, la administración Drumpf debe hacer lo mismo. Estas personas podrían ser puestas en peligro si son retornadas”, concluye Thale.

WOLA continuará trabajando incesantemente para asegurar la extensión del TPS antes de su expiración. Si no es renovado, el TPS expirará el 5 de enero y el 9 de marzo de 2018, para Honduras y El Salvador, respectivamente.

Por considerarlo de su interés, WOLA ha traducido el comunicado de prensa y la carta de los 116 congresistas. A continuación, se encuentran estos recursos.

Grupo bipartidista de 116 legisladores hace llamado a extender TPS para salvadoreños y hondureños

Legisladores demócratas y republicanos del congreso piden a la Secretaria Interina de Seguridad Nacional que renueve el programa debido a las preocupantes condiciones en Honduras y El Salvador

Washington, 12 de septiembre de 2017

Washington, DC – Hoy, los representantes Jim McGovern (D-MA) y Randy Hultgren (R-IL), copresidentes de la Comisión de Derechos Humanos de Tom Lantos, junto con los representantes Norma Torres (D-CA) y Ruben Gallego (D-AZ), encabezaron un grupo bipartidista de 116 legisladores pidiéndole a la administración de Drumpf que extienda la Protección Temporal para los salvadoreños y los hondureños que viven en los Estados Unidos.

La carta pide que la Secretaría Interina de Seguridad Nacional, Elaine Duke, renueve el Estatus de Protección Temporal (TPS) para estas personas debido a condiciones extremas en Honduras y El Salvador. Según la carta, hay una interrupción temporal pero sustancial en la calidad de vida en ambos países debido al huracán Mitch en Honduras y una serie de terremotos en El Salvador. La violencia en ambos países ha dificultado la recuperación.

“El no renovar estas protecciones desgarraría a familias en todo el país y socavaría los esfuerzos de Estados Unidos de poder promover la prosperidad y la seguridad en Centroamérica”, dijo el congresista Jim McGovern (D-MA). “Espero sinceramente que el Secretaria Interina Duke y la administración de Drumpf extiendan el TPS tal como lo hicieron gobiernos anteriores demócratas y republicanos. Los beneficiarios de TPS son amigos, vecinos y dueños de negocios en nuestras comunidades y merecen quedarse hasta que las condiciones en sus países se estabilicen”.

“La renovación de la designación del Estatus de Protección Temporal para El Salvador y Honduras después de los desastres naturales, la violencia continua y la agitación política es lo más correcto para los actuales beneficiarios de TPS y para la política exterior de Estados Unidos”, dijo el congresista Randy Hultgren (R-IL). “Regresar a estas personas a sus países ahora, cuando sus países no tienen una manera viable de manejar con seguridad su reingreso, desestabilizaría aún más la región y podría requerir una mayor acción humanitaria por parte de los Estados Unidos. Estados Unidos debe mantener nuestra posición de liderazgo en la escena internacional siguiendo nuestro compromiso por los derechos humanos y las protecciones para aquellos que huyen de los desastres y la violencia”, concluyó el congresista Hultgren.

“El sustento y la seguridad de alrededor de 300,000 centroamericanos están en manos de la Secretaria Interina Duke y de la administración Drumpf. Me siento orgulloso de unirme a un grupo bipartidista de congresistas que piden a la Secretaria Interina Duke que extienda el TPS, por el bien de la estabilidad en Honduras y El Salvador y por el hecho de que los beneficiarios de TPS han hecho sus vidas aquí”, dijo la congresista Norma Torres (D-CA).

“Durante casi dos décadas, los presidentes de ambos partidos han reconocido que la otorgación del Estatus de Protección Temporal a personas cuyas vidas estarían en peligro es lo más compasivo y esencialmente americano que se puede hacer”, dijo el representante Ruben Gallego (D-AZ). “Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo un refugio para las familias que huyen de la pobreza extrema, la violencia y los desastres naturales. La extensión del TPS para los centroamericanos es consistente con esta orgullosa tradición y con nuestros valores como nación. Por otra parte, el no hacerlo, pondría en peligro los esfuerzos bipartidistas de llevar estabilidad y prosperidad a la región. Tengo la esperanza de que la administración cumpla con nuestra carta y garantice que los beneficiarios del TPS puedan permanecer en los Estados Unidos y seguir contribuyendo a nuestros negocios, escuelas y comunidades”.

El Secretario de Seguridad Nacional puede designar un país extranjero para el TPS debido a las condiciones en el país que impiden temporalmente a los nacionales regresar con seguridad, o en ciertas circunstancias, cuando el país es incapaz de manejar el retorno de sus ciudadanos adecuadamente. El TPS es un beneficio temporal que no da lugar a un estatus de residente permanente legal u otorga ningún otro estatus migratorio.

Actualmente hay aproximadamente 200,000 salvadoreños y aproximadamente 61,000 hondureños que tienen TPS. Las designaciones del TPS se han hecho y extendido bajo las administraciones de ambos partidos políticos desde su creación por estatuto en 1990.

Acompañan a los representantes McGovern, Hultgren, Torres y Gallego los siguientes representantes:  Grace Napolitano (D-CA), Eleanor Holmes Norton (D-DC), Don Beyer, Jr. (D-VA), Eliot Engel (D-NY), Joe Crowley (D-NY), Nydia Velázquez (D-NY), Alcee Hastings (D-FL), Luis Gutiérrez (D-IL), Darren Soto (D-FL), Adriano Espaillat (D-NY), Juan Vargas (D-CA), Salud Carbajal (D-CA), Raúl Grijalva (D-AZ), Lucille Roybal-Allard (D-CA), André Carson (D-IN), Bonnie Watson Coleman (D-NJ), John Lewis (D-GA), Joaquin Castro (D-TX), Jimmy Gomez (D-CA), Pramila Jayapal (D-WA), Stephanie Murphy (D-FL), Jamie Raskin (D-MD), Seth Moulton (D-MA), Donald Payne, Jr. (D-NJ), Tony Cárdenas (D-CA), Debbie Wasserman Schultz (D-FL), Barbara Lee (D-CA), Betty McCollum (D-MN), Val Demings (D-FL), Raja Krishnamoorthi (D-IL), Judy Chu (D-CA), J. Luis Correa (D-CA), Vicente Gonzalez (D-TX), José Serrano (D-NY), Beto O’Rourke (D-TX), Ben Ray Luján (D-NM), Nanette Diaz Barragán (D-CA), Anthony Brown (D-MD), Michael Capuano (D-MA), Frank Pallone (D-NJ), Bobby Rush (D-IL), John Yarmuth (D-KY), Marc Veasey (D-TX), Tulsi Gabbard (D-HI), Bill Pascrell (D-NJ), Bradley Schneider (D-IL), Ruben Kihuen (D-NV), Adam Smith (D-WA), Michelle Lujan Grisham (D-NM), Mark DeSaulnier (D-CA), Mark Pocan (D-WI), David Cicilline (D-RI), Zoe Lofgren (D-CA), Keith Ellison (D-MN), Chellie Pingree (D-ME), Richard Neal (D-MA), Marcy Kaptur (D-OH), Earl Blumenauer (D-OR), Kathleen Rice (D-NY), Suzanne Bonamici (D-OR), Adam Schiff (D-CA), Kathy Castor (D-FL), John Conyers, Jr. (D-MI), Peter Welch (D-VT), Frederica Wilson (D-FL), Bill Keating (D-MA), Albio Sires (D-NJ), Rosa DeLauro (D-CT), Carol Shea-Porter (D-NH), Ro Khanna (D-CA), Jerrold Nadler (D-NY), Jared Polis (D-CO), Rick Larsen (D-WA), David Price (NC), Mike Coffman (R-CO), Ann Kuster (D-NH), Jan Schakowsky (D-IL), Ted Lieu (D-CA), Stephen Lynch (D-MA), Jackie Speier (D-CA), Sheila Jackson Lee (D-TX), Steve Cohen (D-TN), Yvette Clarke (D-NY), Gwen Moore (D-WI), Danny K. Davis (D-IL), Linda Sánchez (D-CA), Anna Eshoo (D-CA), Diana DeGette (D-CO), Dina Titus (D-NV), Carlos Curbelo (R-FL), Sean Patrick Maloney (D-NY), Mike Quigley (D-IL), Ted Deutch (D-FL), Hank Johnson, Jr. (D-GA), Peter DeFazio (D-OR), Dwight Evans (D-PA), Bill Foster (D-IL), Joe Kennedy (D-MA), Filemon Vela (D-TX), Katherine Clark (D-MA), Mike Thompson (D-CA), Joyce Beatty (D-OH), John Delaney (D-MD), Niki Tsongas (D-MA), Carolyn Maloney (D-NY), Gerald Connolly (D-VA), Lois, Frankel (D-FL), Lloyd Doggett (D-TX), Elijah Cummings (D-MD), Colleen Hanabusa (D-HI), Al Lawson, Jr. (D-FL), and Nita M. Lowey (D-NY).

Presione aquí para ver la carta firmada

Estimada Secretaria Interina Duke,

Le escribimos para firmemente insistirle a renovar la designación de Estatus de Protección Temporal para Honduras y El Salvador.

El no renovar TPS desgarraría innecesariamente a familias y comunidades en todo el país. Actualmente hay aproximadamente 200,000 salvadoreños y 61,000 hondureños bajo la designación del TPS. Los beneficiarios del TPS de Honduras y El Salvador se han convertido en miembros valiosos e importantes de nuestras comunidades. Han comenzado familias, han abierto negocios y han contribuido a este país de innumerables maneras. Son parte del tejido de Estados Unidos.

Honduras y El Salvador no están preparados para recibir a estas personas. Como lo señala la extensión más reciente del TPS, en ambos países hay una “interrupción sustancial pero temporal de las condiciones de vida”, resultando del huracán Mitch en Honduras y una serie de terremotos en El Salvador. Lamentablemente, las condiciones no han mejorado suficientemente desde la extensión más reciente. Además, El Salvador y Honduras se clasifican entre los países más violentos del mundo, y las oportunidades de empleo son escasas. Estos factores complican la capacidad de Honduras y El Salvador para recuperarse completamente de los desastres naturales que resultaron en la designación original del TPS.

El posible retorno de cientos de miles de ex titulares del TPS a Honduras y El Salvador probablemente traería consecuencias desestabilizadoras en toda la región. En la Conferencia para la Prosperidad y la Seguridad en América Central, usted declaró que la “misión del departamento de seguridad nacional es afectada directamente por lo que ocurre en Centroamérica”. Estamos de acuerdo, y nos preocupa profundamente que no renovar el estatus del TPS para Honduras y El Salvador socavaría los esfuerzos de Estados Unidos para promover la prosperidad y la seguridad en Centroamérica.

Las designaciones del TPS se han hecho y extendido bajo las administraciones de ambos partidos políticos desde su creación en 1990 y  la extensión de estas designaciones de TPS no sólo está totalmente dentro de su autoridad, sino completamente apropiada, dadas las condiciones de los países. Le insistimos encarecidamente a que renueven el TPS, con el fin de preservar la integridad de las familias y comunidades estadounidenses y para estabilizar el camino del progreso hacia la estabilidad en la región.

Gracias por considerar esta importante solicitud.

###
Contacto:
Loren Riesenfeld
WOLA Offical de Comunicaciones
+1 (202) 797-2171
[email protected]