(Foto AP/Jae C. Hong)

17 Oct 2018 | Comunicado de prensa

La legalización del cannabis en Canadá proveerá una poderosa guía para otros países que buscan reformar sus políticas de drogas

Washington, DC—Este octubre 17, Canadá se convertirá en el segundo país del mundo, y en el primer país del G7, en crear una regulación legal para el cannabis no medicinal, uniéndose a Uruguay, el cual aprobó una ley nacional sobre cannabis en el 2013. La nueva ley de Canadá, la cual fue aprobada por el Parlamento y recibió aprobación real en junio de 2018, fue una promesa de campaña del primer ministro Justin Trudeau. Las ventas legales de esta sustancia están programadas para empezar mañana.

A medida que Canadá avanza con su enfoque regulatorio para el cannabis, John Walsh, el Director de Políticas de Drogas y los Andes en el grupo de investigación y abogacía, la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), emitió la siguiente declaración:

“La decisión de Canadá de regular el cannabis está basada en un amplio reconocimiento de que las políticas prohibicionistas han fallado rotundamente en proteger la salud, seguridad y derechos humanos de los ciudadanos del país. La reputación de Canadá de ser un buen ciudadano global, su meticuloso proceso en diseñar la nueva ley y el tamaño total de su mercado legal de cannabis hacen que este momento sea un auténtico parteaguas en la historia mundial sobre políticas de drogas. A medida que Canadá avanza con la regulación del cannabis, esto proveerá unas lecciones enormemente beneficiosas para personas y gobiernos alrededor del mundo quienes están llegando a la conclusión que la prohibición del cannabis es un callejón sin salida y que hacen falta nuevas estrategias”.

Vea otros recursos de WOLA sobre la regulación legal del cannabis:

  • A principios de este año, John Walsh, el Director de Políticas de Drogas y los Andes testificó ante el Senado de Canadá sobre cómo garantizar que las reformas de su política de cannabis sean consistentes con las obligaciones legales que el país tiene a nivel internacional.
  • Un artículo de opinión de iPolitics de Marzo de 2018, co-escrito por Walsh explica cómo Canadá puede alinear sus esfuerzos para regular el cannabis con sus obligaciones legales internacionales.
  • Un informe de WOLA establece cómo los países interesados en las políticas de regulación de drogas pueden utilizar el mecanismo de inter-se, mediante el cual un grupo de países acuerdan modificar ciertas disposiciones de los tratados entre ellos solos para garantizar que sean consistentes con sus obligaciones legales internacionales.
  • Un informe de marzo de 2018 de WOLA y el Instituto de Brookings sobre el progreso de Uruguay en la legalización y regulación de su mercado del cannabis, y las lecciones que otros países pueden extraer de la experiencia de Uruguay.