14 Oct 2011 | Análisis | Noticias

Obama y Romney: Fuera de sintonía en cuanto a Cuba

Por Geoff Thale

La contienda presidencial está efectivamente sucediendo ya, y los dos candidatos líderes han hecho recientemente sus declaraciones sobre Cuba. A pesar de tener sus diferencias en énfasis, Barack Obama y Mitt Romney comparten claramente una cuestión, ambos están fuera de sintonía en cuanto a Cuba y lo que debe hacer la política estadounidense hacia la isla.

Obama mencionó a periodistas de habla hispana el pasado 28 de septiembre que él no había visto un “genuino espíritu de transformación dentro de Cuba.” En los últimos 18 meses, Cuba ha liberado a todos sus presos de consciencia y ha promulgado una serie de reformas económicas que –a pesar de su imperfecta implementación- han movilizado al país hacia una economía mixta con un sector privado dinámico. De hecho, el gobierno de Cuba ha comenzado un proceso de descentralización gubernamental en la toma de decisiones, lo que le dará mas poder a los gobiernos locales y espacios abiertos de participación. Ignorar estos cambios sería establecer un estándar inalcanzable. La posición del presidente hace a Estados Unidos irrelevante en el evidente proceso de cambio que sucede en Cuba. Como WOLA ha mencionado en recientes análisis, si alguien está fallando en el cambio, es Estados Unidos.

Mientras tanto, Mitt Romney, el aparente candidato favorito realizó una conferencia sobre política extranjera en La Ciudadela la semana pasada, en la que arremetió contra la amenaza cubana-venezolana en el hemisferio occidental, preguntándose si “para nuestro sur, ¿será el socialismo maligno de Hugo Chávez en Venezuela, aliado fuertemente con el socialismo maligno de Cuba, una forma de socavar las posibilidades de la democracia en una región sedienta de libertad, estabilidad y prosperidad?” ¿Realmente cree él que Cuba –quien se encuentra enfocada en reformas internas, descentralización y problemas gubernamentales en su propio país-es una amenaza para la democracia en algún otro lugar? ¿O que EE.UU.-quien vaciló mucho en oponerse contra el golpe de estado en Honduras y que ha mantenido al máximo una baja intensidad en sus críticas sobre abuso de derechos humanos allí- suena convincente para nuestros vecinos de América Latina? El gobernador Romney dice ser un clásico “baby boomer” y mencionó que había crecido “en un mundo formado por una amenaza dominante contra América: la Unión Soviética y el Comunismo”. Pareciera como si su entendimiento sobre Cuba no se hubiera desarrollado desde aquel entonces.

Los candidatos presidenciales necesitan aprender que mucho ha cambiado en Cuba. Entender que los intereses de los Estados Unidos serán atendidos mediante una política de involucramiento. Deben escuchar las voces de los cubanos y cubano-americanos comunes sobre el costo humano de estas posturas políticas. Cualquiera que sea el resultado de las elecciones del 2012, Estados Unidos ha sobre pasado ya el tiempo límite para dejar atrás su  ideología anacrónica y su intencionada ignorancia hacia Cuba; para dar paso hacia un productivo intercambio que esté basado en intereses compartidos con expectativas realistas. Esta es la única manera en que Estados Unidos puede fomentar una apertura política y los derechos humanos en Cuba. 

————————————————————————————————————————————

Geoff Thale es el director de programas en WOLA. Sr. Thale ha estudiado asuntos cubanos desde los mediados de los años 90, ha viajado a Cuba en múltiples ocasiones, y ha organizado delegaciones de académicos y miembros del Congreso para viajar a la isla. 

(fotos por Steve Jurvetson y Gage Skidmore)